Enfermedad de Haglund

La enfermedad de Haglund es una inflamación de la bolsa retrocalcánea con presencia de signos inflamatorios e hiperqueratosis secundaria a una tuberosidad en el calcáneo.

Causas
El origen es el aumento del tamaño del ángulo del talón, que rechaza hacia delante el tendón de Aquiles. Es frecuente que la enfermedad de Haglund forme parte de un proceso global de dolor en la parte posterior del talón y que incluye:

  • Bursitis retrocalcánea
  • Bursitis superior del tendón de Aquiles
  • Tendinitis en la inserción del Tendón de Aquiles

Los factores desencadenantes son: por una parte anatómicos y por otra, funcionales. Por ejemplo:

  • Un pie con arco elevado
  • Un tendón de Aquiles tenso
  • La tendencia a caminar sobre el lado exterior del talón.

Síntomas
La deformidad de Haglund puede presentarse en uno o en ambos pies. Los síntomas incluyen:

  • Un notorio crecimiento en el dorso del talón
  • Dolor en el área donde el tendón de Aquiles se une al talón
  • Inflamación en la zona posterior al talón
  • Enrojecimiento cerca del tejido inflamado

Tratamiento no quirúrgico
El tratamiento no quirúrgico de la deformidad de Haglund apunta a reducir la inflamación de la bursa. Mientras estos métodos pueden solucionar la bursitis, no reducirán la protrusión ósea. El tratamiento no quirúrgico puede incluir uno o más de los siguientes métodos:

  • Medicación. Los medicamentos orales antinflamatorios no esteroides (NSAID), como el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación.
  • Hielo. Para reducir la hinchazón, aplique una bolsa de hielo con una toalla fina sobre el área afectada. Use el hielo durante 20 minutos y después espere cuando menos 40 minutos antes de volver a aplicarlo nuevamente.
  • Ejercicios. Los ejercicios de estiramiento ayudan a aliviar la tensión del tendón de Aquiles. Estos ejercicios son especialmente importantes para el paciente que tiene un tendón tenso.
  • Modificación del calzado. El uso de calzado de talón descalzo o con un dorso suave, evita o minimiza la irritación.
  • Terapia física. A veces es posible reducir la inflamación con ciertas formas de terapia física, como la terapia de ultrasonido.
  • Dispositivos ortopédicos.  Plantillas a medida, son útiles porque controlan el movimiento en el pie.

Enfermedad de Haglund-Miguel - Angel-López Gutierrez-podologo-sevillaTratamiento quirúrgico
Si el tratamiento no quirúrgico no logra ofrecer el alivio de dolor adecuado, puede ser necesaria la cirugía.



Prevención
Es posible evitar la reaparición de la deformidad de Haglund mediante:

  • Uso de calzado adecuado; evitar zapatos con contrafuerte duros y calzado de tacón alto
  • Uso de soportes de arco o dispositivos ortopédicos
  • Práctica de ejercicios de estiramiento para evitar el agarrotamiento del tendón de Aquiles
  • Evitar correr sobre superficies duras o cuesta arriba