Helomas

Un heloma es un engrosamiento de la piel, compuesto por células muertas, queratinizadas, descamadas, impactadas, distorsionadas en zonas de  roce y fricción.

El heloma  se manifiesta como una superficie queratósica,  de bordes circunscritos bien delimitados, es  una masa seca cornea y dura,  amarillenta  o blanco-amarillenta, en el centro de la  masa cornea en ocasiones aparece un núcleo duro, también coloquialmente llamado “clavo” de coloración más pálida,  que se introduce hacia tejidos subepeidérmicos.

Etiología:
La causa de la aparición de los helomas o callos es la presión o fricción anormal de forma continua contra la piel del dedo contiguo o contra la piel del calzado, como norma general, pero la causa se puede deber a:
Factores extrínsecos, como:  

  • El calzado estrecho o mal ajustado.
  • Irritaciones por las irregularidades del mismo o de materiales acrílicos como el de medias o calcetines

Factores intrínsecos tales como:  

  • Prominencias óseas.
  • Bordes óseos irregulares.
  • Exóstosis o defectos de alineación de los dedos redirigir
  • Una función y estructura defectuosa del pie que puede tratarse con plantillas.

Tratamiento:
En la mayoría de nuestros pacientes, el primer tratamiento es la quiropodia, si bien se debe valorar la recurrencia o si persiste el dolor después de haber eliminado el heloma, también está indicado la confección las órtesis de silicona o su intervención quirúrgica.