Plantillas y Ortesis de Silicona

En el pie existen receptores que influyen en la postura de nuestro cuerpo. Son muchas las molestias asociadas a la base de nuestro cuerpo. Cualquier trastorno repercutirá por vía ascendente, es decir, malestar en tobillos, rodillas, caderas, zona lumbar. Por tanto, es importante realizar un soporte plantar personalizado, ya que cada individuo es diferente a otro.

ORTESIS DE SILICONA
La silicona es un producto que se utiliza ampliamente en la fabricación de artículos ortoprotésicos.
Por sus especiales características, se utiliza para la confección a medida de ortesis utilizadas en pequeñas enfermedades del pie. En podología son utilizadas muy a menudo en protección de dedos, para alinear dedos en garra o juenetes y como elementos sustitutivos en caso de amputaciones.

Tipos
Una primera clasificación dependerá de la dureza alcanzada por la ortesis de silicona: semiduras, blandas y extrablandas. En función de los objetivos terapéuticos que hay que alcanzar tendremos ortesis paliativas y correctivas sustitutivas.
Las ortesis de silicona son adaptadas al pie del paciente. Por ello son ortesis personalizadas. Se adaptan al pie dentro del zapato para que no molesten en el uso diario.
Recomendaciones de uso al paciente:

  • Es conveniente retirar la ortesis al acostarse con el fin de evitar maceraciones de la piel.
  • Estas ortesis deben llevarse con medias o calcetines.
  • Es imprescindible que el paciente aprenda a colocarse la ortesis de forma correcta, que la manipule por su parte principal y que evite tracciones por los soportes interdigitales.
  • La limpieza de las ortesis se realizará con agua tibia y jabón neutro.